10) Más allá.

Salí de la cornida.

Se no pierdo el tiempo al pensar en el pasado.
Solo en el té encuentro, pudiendo verte una vez más.
 
Sé que sabes.
No sé si te haces.
Creo no podre aguardar.
No creo poder contener más la calma.
Hoy me encuentro a la cornisa de estallar.


Que viene y que va.

Natural, sutil, sin sal.
Basto como el mar.
Desconocido como el más allá.
Profundo como tu mirar.
 
Cada día uno más…
La cuenta sigue, no sabemos cuándo acabara.
Inconclusa situación la cual no sabemos a dónde depara.
 
Recuerda lo que eras.
Mirete ahora.
No sabemos quién serás.


Premonición.

Libre, las cadenas sobran y las alas nunca están de más.
Infinito y turbulento, entre subidas y bajadas.
Se diluye el humo y la mano sangra tinta sobre el papel.
Oscila la vida dándole forma.
 
Se desangran las estrellas, desintegrándose poco a poco en lo que se hace real.
No muere, vive.
Florece cada primavera.
Le impulsa las aves al volar, las hojas al caer.
Pequeños detalles a los que el alma hace trascendentales.
 
Lo desconocido posee el nombre que tú le quieras dar.
Con tropiezos y aciertos, el tiempo forja una historia en donde todo Quijote encuentra su Dulcinea y Romeo su Julieta.
 
Sea por un segundo que dure una vida o sea una vida que se ira en un segundo.
Cada camino palidece en su destino y vive por siempre en su recorrido.
Lo antes cantado, lo antes soñado.
Lo antes recitado bajo un manto de estrellas, al son del fuego.
 
Un sentimiento.
Sin nombre.
Sin momento.
Sin lugar.
 
Un aullido, un preludio.
Intuición.


1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s